LA ACTUALIDAD DIA X DIA

Junín bajo cuatro años de ataques indígenas (1857-1861)


A pesar de todo, comienzan los trabajos para el trazado del ejido urbano del pueblo. En 1861 se comenzará una etapa de progreso y paz. Los nombres que rescata la historia de quienes condujeron al pueblo de Junín en esa época.


En 1857, el fuerte es invadido por constantes ataques de la indiada. La devastación provoca el desanimo de la población y muchos vecinos prefieren retirarse a otros lugares más seguros. El clima de inseguridad es tal que hasta miembros de la Municipalidad se alejan del pueblo.

En este año ocurre un hecho de importancia: comienzan los trabajos correspondientes al trazado urbano tarea que está a cargo del agrimensor Orma. El gobierno de la provincia colabora con ese objetivo y solventa cinco mil pesos de los gastos efectuados.

En 1858 continuan las invasiones indígenas. Las fuerzas de Junín colaboran con Eustaquio Frías, comandante accidental de la Frontera Norte para perseguir a los indios que se habían apoderado de una importante cantidad de ganado.

Luego de una tenaz persecusión los saqueadores son alcanzados, recuperándose seis mil cabezas de ganado y también varias cautivas.

En este año, el comandante del fuerte, José Eufrasio Ruiz fue ascendido a teniente coronel.

NOMBRAMIENTOS DE JUECES DE PAZ

En septiembre de 1859 se dictó la ley provincial según la cual el Poder Ejecutivo nombraría directamente a los Jueces de Paz, suprimiéndose el sistema de envíos de ternas que había estado vigente hasta entonces.

JUNIN SIGUE BAJO ATAQUE

En el año 1860, la autoridad civil la desempeñaba Pedro Aparicio. El coronel Eustaqui Frías se hace cargo interinamente de la comandancia de la Frontera Norte que tenía su asiento en Rojas.

En el mes de marzo, los indios llevan adelante un nuevo ataque. Perseguidos por las tropas son alcanzados y se logra rescatar gran parte de lo que habían robado.

En esta acción intervienen los coroneles Eustaquio Frías y Plácido López y los vecinos Roque Vázquez y Eulogio Payán.

HACIA LA PAZ

Para 1861 comienza a registrarse un profundo cambio. La etapa de devastación provocada por la indiada y el éxodo de los habitantes llega a su fin paulatinamente.

Vecinos con ansias de progreso contribuyen con su acción tenaz y decidida a modificar el panorama local: se crea una escuela, se regulariza el funcionamiento de la Municipalidad, que en años anteriores no había podido integrarse, surgen variadas iniciativas de superación.

De aquel entonces la historia rescata nombres como Pedro José Aparicio, Telésforo Chávez, Santos Gómez, Manuel Sampayo, Eulogio Payán y Roque Vázquez.


 

































Comentarios