2008: El año que temblaron las maderas del piso del Concejo Deliberante

Elocuente imagen de lo que fue ese día: Infanteria de Policía custodian a los concejales y los separan del sector donde estaban los municipales (Foto Diario LA VERDAD)



Tapa diario LA VERDAD del
 jueves 4 de septiembre de 2008
Desde la crisis del año 2001 que fue no solamente económica, en definitiva, sino también política y hasta de replanteos profundos con el "Que se vayan todos" (aunque finalmente nadie se fue y se quedaron todos), la gente comenzó a tomar conciencia de que en su ciudad también había representantes a los que se les podía exigir y demandar y así el Concejo Deliberante dejó de ser ese ámbito donde practicamente sus integrantes eran desconocidos por el resto de los habitantes de Junín y las sesiones solamente observadas por periodistas, y pasó a ser caja de resonancia de muchos problemas y recobrar el protagonismo político que en otras épocas de mayor ejercicio democrático tenía.
Pero hubo un antes y un después también en la historia de nuestro Concejo Deliberante y fue la mañana del miércoles 3 de septiembre de 2008. En medio de una especie de minicrisis política producto de la demanda salarial de los empleados municipales y la imposibilidad del Ejecutivo dirigido por Mario Meoni de "hacer caja" para hacer frente a esas exigencias lo que provocó que enviara un proyecto de ordenanza de incremento de tasas para poder, a su vez, aumentar los sueldos. Esto, indudablemente iba a ser rechazado por los ediles opositores.
En medio de tires y aflojes, promovidos por diferentes sectores interesados indudablemente, se llegó a la sesión del miércoles 3 de septiembre de 2008 donde se debía tratar el tema. Ese día fue de zozobra y produjo un quiebre. Un paro de municipales desde las 11 para llenar la barra del Concejo y "apretar" a los concejales fue la chispa que encendió todo  y los blancos de los insultos fueron los concejales opositores, en especial Gustavo Traverso del Frente para la Victoria.
Quien era presidente del Concejo Deliberante e integrante de la bancada oficialista -elegido el año anterior- Adrián Feldman emigró de esas filas y pasó a la oposición. Esto había sido precedida por otra sesión fallida del 19 de agosto por el mismo tema.
Feldman dijo en esa oportunidad que "Esto no es la democraciaque pregonamos siempre. El que quiere votar en contra del aumento tiene todo el derecho de hacerlo y justificarlo, pero libremente, sin que le armen una especie de coerción".
También el oficialista Roberto Bay dijo: "Esto no se le fue de las manos a los dos gremios (municipales). Si bien los sindicatos tendrían que haber manejado a su gente para que no hubiera ninguna dificultad, esto se le fue de las manos a una parte del Ejecutivo también. Entonces nosotros dos no vamos a ser carne de cañón de una parte del Ejecutivo", dijo Bay en ese momento -quien también había sido subsecretario de Deportes de la gestión meonista-aunque Roberto Bay no dejó  las filas oficialistas como sí lo hizo Feldman quien luego creo su propio bloque y se alió con la Coalición Cívica.
Meoni también se sintió amenazado con esas actitudes y hasta habló de "desestabilizadores" y lamentó "profundamente la actitud de los trabajadores municipales que han pasado los límites".
La historia se saldó con Meoni aumentando los sueldos por decreto en un 20% sin tocar las tasas sino reduciendo gastos generales del municipio.
Finalmente en medio de gritos, aprietes, huevazos y amenazas, la sesión se frustró y quedó demostrado que la fuerza en ese momento pudo más que el disenso en la democracia.
Huevazos sobre el escritorio de la presidencia del Concejo (Foto Diario LA VERDAD)

Adrían Feldman y Roberto Bay tras los incidentes ese día dejan la Municipalidad (Foto diario LA VERDAD)

Trabajadores municipales durante los incidentes en el Concejo. Se observan a quienes ocupan las bancas en ese momento: Gustavo Traverso, Tomás Kiernan y Andrés Rosa (Foto Diario LA VERDAD)































Comentarios


PERSONAJES Y PROTAGONISTAS