Breaking News

Semana Santa en Junín: La Iglesia se prepara para las celebraciones del Sábado Santo y conmemorar la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo

 


Este día no se celebra Misa y los altares están vacíos hasta la celebración de la Vigilia Pascual, que tiene lugar en la noche, en víspera del Domingo de Resurrección. Los actos efectuados en Jueves y Viernes Santo.


El Sábado Santo es el tercer día del Triduo Pascual. Durante esta jornada, la Iglesia recuerda el tiempo que pasó Cristo en el sepulcro, su descenso a los infiernos y espera su Resurrección.

Este día no se celebra Misa y los altares están vacíos hasta la celebración de la Vigilia Pascual, que tiene lugar en la noche, en víspera del Domingo de Resurrección.

Esta vigilia empieza fuera de la iglesia. Se enciende un fuego que bendice el sacerdote. De él se prende la llama del cirio pascual, una gran vela que representa a Cristo Resucitado.

Ya dentro del templo, los fieles encienden pequeñas velas tomando el fuego del cirio pascual. Se leen siete lecturas y también se reza el Gloria, algo que no se hace durante toda la Cuaresma. Durante esta celebración se renuevan las promesas bautismales y algunos adultos reciben el sacramento del Bautismo.




JUEVES SANTO

El mundo cristiano conmemoró la institución de la Eucaristía, realizada por Cristo en la Última Cena. En vísperas de morir en la Cruz, Jesús luego de cenar con sus apóstoles, tomó un trozo de pan y un cáliz con vino y dándoselos les dijo: Este es mi cuerpo, esta es mi sangre.

El sacramento de la Eucaristía es el centro de la fe y de la vida cristiana. También en este día se celebró la institución del sacerdocio cristiano que Cristo dejó establecido en la Última Cena. En esa ocasión Jesús promulgó también el mandamiento de la caridad fraterna, cuando al concluir la cena lavó los pies de sus discípulos y les mandó que hicieran lo mismo.

En esta fecha se realizaron dos celebraciones litúrgicas: una por la mañana en las catedrales, la "misa crismal", presidida por el obispo del lugar; la otra por la tarde, la "misa de la Cena del Señor", en todos los templos católicos del mundo, con la participación masiva del pueblo cristiano. En esta última el sacerdote, repitiendo el gesto de Jesús, lavó los pies a l2 personas de la comunidad.

Misa de la Cena del Señor. Esta misa se celebró por la tarde con la participación masiva del pueblo cristiano. En ella el sacerdote, repitiendo el gesto de Jesús, lava los pies a 12 personas de la comunidad. Se leen el libro del Éxodo (12,1-8.11-14) donde el Señor comunica a Moisés las "prescripciones sobre la cena pascual", en vísperas de su salida de Egipto; una carta de San Pablo (1 Corintios 11,23-26) donde el apóstol dice: "siempre que coman este pan y beban de este cáliz proclamarán la muerte del Señor"; y el evangelio de San Juan (13,1-15) en donde se relata el gesto que tuvo Jesús cuando en la última Cena les lavó los pies a sus apóstoles.

Peregrinación por las siete iglesias: Se realizó por la noche, luego de las celebraciones del Jueves Santos en los templos católicos y unió a siete iglesias en nuestra ciudad. La costumbre de recorrer las siete estaciones el Jueves Santo tiene su origen en el jubileo o Año Santo (1300), cuando los romanos podían ganar indulgencias extraordinarias al detenerse a visitar los principales templos romanos o llamadas estaciones.

Es una especie de peregrinación y sacrificio, en recuerdo cuando Jesús fue llevado de un lado a otro, al momento de ser enjuiciado.

La Semana Santa ayuda a que las familias y amigos se unan en una peregrinación recordando lo que Jesús vivió antes de su muerte. Y generalmente se realiza yendo a visitar siete templos cercanos; recordando en cada uno el camino de la Pasión.

* La visita de las “Siete Iglesias”, tiene un desarrollo semejante al Vía Crucis, ya que hay 7 estaciones y en las que se lee la escritura, y se reza y medita sobre la Pasión del Señor.

* En cada visita se hace una oración y el iniciador de la visita de las “Siete Iglesias” fue el Santo San Felipe Neri.

* El verdadero sentido de estas visitas se desprende de la lectura del Evangelio en donde se narra que todos los discípulos abandonaron a Jesús. Una de las tradiciones católicas en Semana Santa es el recorrido de fieles por siete iglesias, un modo de acompañar a Jesús en su camino hacia la Cruz y Resurrección. La comunidad católica recuerda esos pasajes especiales en preparación al Viernes Santo.

VIERNES SANTO

La cristiandad revivió  la Pasión y Muerte de Jesús, el Redentor. El arresto en el Huerto de los Olivos, la coronación de espinas, la flagelación, la condena a muerte, la vía dolorosa hasta el Calvario llevando la Cruz a cuestas, la crucifixión, la agonía y muerte de Jesús, son otros tantos momentos de reflexión del pueblo cristiano en este día.

La Iglesia el Viernes Santo centró toda su atención en la muerte de Jesús.

Las celebraciones litúrgicas se desarrollaron en un clima de austeridad, pero resaltan en especial la esperanza y el carácter redentor de la inmolación de Cristo.

Se leyó un pasaje del libro de Isaías (52,13 - 53,12) en el que se preanuncia la Pascua de Jesús; la Carta a los Hebreos (4,14-16; 5,7-9) donde se dice: "Aprendió qué significa obedecer y llegó a ser causa de salvación eterna para todos los que le obedecen"; y por último se da lectura a la "Pasión de Nuestro Señor Jesucristo", según San Juan.

Hacia las horas del anochecer se realizó el ejercicio del Vía Crucis o Camino de la Cruz, que tiene lugar o bien en los templos, o por las calles adyacentes, durante el cual se medita sobre los diversos pasajes de la Pasión de Jesús.

Un emotivo y muy sentido Vía Crucis de la Periferia se desarrolló en la noche de este Viernes Santo en la Parroquia Cristo Redentor. Se rezaron por distintos flagelos de nuestra sociedad del siglo 21.

Una de las estaciones fue dedicada a las víctimas de la Pandemia del Covid 19. También otros de los misterios fueron dedicados a las víctimas de abuso y de las adicciones.

No hay comentarios