Horacio J. de la Cámara: Dio fe de la cultura juninense


Escribano de profesión, fundó el grupo "Asterisco" y su legajo cultural a Junín es aún motivo de reconocimiento permanente. Participó de concursos internacionales. Ejerció la docencia en establecimientos educativos secundarios. Escrituró gratuitamente la compra de terrenos del Ferrocarril Central Argentino por parte del municipio.



Fundador del grupo “Asterisco”, dejó como legado un riquísimo patrimonio cultural a la ciudad, con reconocimiento nacional e internacional.


Horacio José de la Cámara nació el 22 de septiembre de 1908 en la ciudad de Nueve de Julio, hijo de Luis de la Cámara (español) y Elvira Delucchi (uruguaya). La familia de la Cámara se trasladó a Junín y Horacio realizó sus estudios primarios y secundarios y posteriormente, en la ciudad de La Plata cursó Letras. A partir de 1928 inicia su carrera periodística en “El Mentor”, periódico de nuestra ciudad (que fue publicado entre 1897 a 1933), y colaboró en distintas publicaciones nacionales y extranjeras como “Cuadernos Hispanoamericanos (Madrid), América (Cuba), La mañana (Montevideo), Clarín (Buenos Aires) y muchas otras.

En 1928 publicó su primer poema. Paralelamente cursó sus estudios de Escribanía y años más tarde ejerció su profesión en Junín y Chacabuco. En 1936 inició la carrera como docente, desempeñándose, entre otros, en la Escuela Normal, Escuela Nacional, Colegio Industrial, Escuela de Comercio y la Escuela Normal de General Viamonte hasta 1955.

En 1947 fundó “Asterisco”, grupo de artistas de letras y artes que promovieron en nuestra ciudad destacados acontecimientos culturales. En 1958 participó del cuarto congreso de escritores en Mendoza y en 1959 en las terceras jornadas de Poesía Latinoamericana de Pineápolis, Uruguay. En 1960 emprendió un viaje a España: el sueño de toda su vida y regresó tres meses después. Durante su estadía dictó cursos de temas especializados en cátedras. Volvió con la intención de retornar a la Península pero su salud no se lo permitió.

La noticia de la muerte de su único hermano, Maximiliano, lo hizo derivar en un agravamiento de sus dolencias, a pesar de lo cual siguió con su actividad y ofreció su última conferencia en la Casa de la Provincia de Buenos Aires.

Además de una gran cantidad de artículos periodísticos, publicó varios libros de poemas.

El martes 13 de diciembre de 1960 a las 2.15 de la madrugada falleció en su casa, junto a
su mujer y sus dos hijos, Ricardo Luis y Horacio José.

Horacio de la Cámara nos legó sus infinitas palabras milagreras, sus elevados poemas, discursos, charlas, alumnos, amigos, hijos y “Asterisco” para siempre.

ESCRITURO GRATUITAMENTE LA COMPRA DE TERRENOS DE LA FUTURA AVENIDA SAN MARTIN

Los gastos de la escrituración de los terrenos adquiridos por el municipio de Junín al Ferrocarril Central Argentino en 1937 fueron obviados merced al ofrecimiento hecho por el escribano Horacio de la Cámara quien realizó aquella diligencia sin cobrar honorarios. 

El Concejo aceptó el gesto y a través de la ordenanza dictada el 27 de agosto de 1937, resolvió lo siguiente:

Art. 1º) Acéptase el ofrecimiento hecho por el escribano D. Horacio J. de la Cámara, para escriturar gratuitamentelos terrenos del F. Carril Central Argentino, lo que será agradecido como corresponda.

Art. 2º) El D. E. (Departamento Ejecutivo) invertirá hasta la suma de cien pesos moneda nacional, en los gastos que se originen los que tomará del Inciso  IX (noveno), Item Unico "Ordenanzas Especiales del Presupuesto vigente".

Art. 3º) Comuníquese al Departamento Ejecutivo.

Más allá o más acá de diplomas universitarios, Horacio J. de la Cámara, "Pocho" era un gran poeta. Fue el poeta por antonomasia de nuestra ciudad.

Un aire de nada y canto
cuelga del canto y la nada.
La voz que dice mi canto
está, de cantar, quebrada.

¡Cómo duele este destino

de naufragar bajo el cielo
como un clavel asesino´
clavado sobre el desvelo!
Locas la sombra y la pena.
La pena, de sombra, loca,
y en la mordiente condena, 
la sombra, de pena, loca.
¡Y como cuesta saberlo!
¡Sí que es morderlo y tenerlo
desde la sangre hasta ahora!

Canto de nada y quebranto.

Mentira de cal y sueño
que se entretiene en mi canto:
¡borrón de canto sin dueño!

Un nombre de siete llaves

está de pie junto al muro:
¡Para esta suerte de claves
no sé corazón seguro!

Ya sé que vale muy poco

decir su nombre en la tarde.
Mas, si decirlo es ser loco,
no decirlo es ser cobarde.

La niña que no me olvida

no está en la copla 
que enuncio.
Estaba en la copla herida
el nombre que yo pronuncio.

(Mira que preso está el viento

entre los árboles preso:
¡quédate así que siento
como me llama tu beso!)

¡Valgan la rosa y la muerte!

¡Valga la copla aunque vieja,
que siendo la copla fuerte,
se vierte en rosa la queja!

Camino de copla y sueño

que no sabe su camino:
borrón de canto sin dueño
con un clavel asesino.

¡Ah, cómo cuesta saberlo!

¡Si que desborda la hora!
Si que es tenerlo y morderlo
desde la sangre hasta ahora

Humo de nada y quebranto

vuela del canto a la nada:
Mentira de sueño y canto
que está, de mentir, 
quebrada...

SALA "HORACIO J. DE LA CAMARA" DEL TEATRO LA RANCHERIA

Comentarios


PERSONAJES Y PROTAGONISTAS