LA ACTUALIDAD DIA X DIA

Una abandonada estación de trenes recuerda al padre del fundador de Junín


E
n el corredor La Plata-Lezama del ferrocarril Roca se encuentra la  la estación Pedro Nicolás Escribano y su inmensa playa hoy convertida en una chacra con algunos corrales para animales y partes aradas . Un edificio hermoso que aún conserva los carteles de sus distintas dependencias .
Esta estación se inauguró en el año 1931 cuando se abrió al servicio público el segundo tramo del ramal La Plata-Lezama, concretamente el tramo Vergara-Lezama pues a Vergara ya se había llegado en el año 1914 y fue punta de rieles debido a que la línea quedó suspendida durante 17 años por distintos motivos (entre ellos la crisis provocada por la Primera Guerra Mundial). El edificio es similar al de la estación Libres del Sud, aunque de menores dimensiones y sigue la misma línea constructiva que aplicaba el Ferrocarril Sud a los edificios de estaciones que construyó en esos años.
Esta línea (La Plata-Lezama) funcionó completa entre 1931 y 1977, año en que fue clausurada y posteriormente levantados sus rieles y gran parte de sus instalaciones y obras de arte, incluyendo el enorme puente metálico sobre el río Samborombón del cual sólo sobreviven sus pilares.
Cabe destacar que la estación está en el medio de la nada, no hay población alrededor de la misma, solo campos. Esto nos explica de alguna forma por qué este ramal estaba ya sentenciado a morir desde mucho antes de su propia construcción, atraviesa una zona prácticamente sin población, netamente rural y de producción ganadera con una bajísima densidad demográfica.


Comentarios