Pioneros de Agustín Roca en el Centenario de Junín: Carlos Juan Picchi, Antonio Traverso, José Crosetti, Alejandro Pomes

 Figuras que son recordadas en el Album del Centenario de Junín y que poblaron Agustín Roca (Ferrocarril Central Argentino) entre fines del siglo 19 y los primeros años del siglo 20.


CARLOS JUAN PICCHI

También en el cuartel octavo, cerca de Roca, vive este vecino cuyo nombre encabeza las presentes líneas.

De nacionalidad argentina, es casado con doña María Catalina Pozzi, también argentina, de cuyo matrimonio existen tres hijos que son la alegría de la familia Picchi-Pozzi.

Vecino del pueblo de Roca desde el año 1902, han sido siempre en aquel lugar un alto ejemplo de laboriosidad y honradez, captándose el aprecio y las hondas consideraciones de sus vecinos que hallan en él una persona honesta y sensata.

El señor Juan Carlos Picchi es propietario de una fracción de campo con una extensión superficial de 22 cuadras, que bien administrados y mejor trabajadas, producen lo suficiente para vivir rodeado de todas las comodidades que la vida requiere, sin ostentaciones brillantes y sin lujo ni oropel.

El campo lo dedica a la explotación agrícola, alternando los cultivos de cereales.

El ALBUM DEL CENTENARIO DE JUNIN, presenta a la consideración del pueblo todo, a este apreciable vecino que con las poderosas armas del trabajo y la honradez, ha sabido granjearse las cualidades que deben adornar a un buen argentino que vela incesantemente por su bienestar y por la prosperidad de la Patria.

En la fotografía que acompaña a estas líneas, aparece el señor Carlos Juan Picchi, su señora esposa, dona María Catalina Pozzi y sus tres hijos.

ANTONIO TRAVERSO


El ALBUM DEL CENTENARIO DE JUNIN inserta en sus páginas sin dejar lugar a dudas, la biografía de la mayor parte de los laboriosos pobladores de la Colonia Roca, que a fuerza de trabajo y constancia han logrado transformar aquellos campos en un verdadero emporio de riqueza. En esta colonia, se pone bien de manifiesto la verdad de que el problema nacional consiste en la subdivisión de los grandes latifundios.

El propietario de una fracción de campo reducida, que cultiva él personalmente, o con ayuda de los suyos, saca a la tierra el mayor provecho que ella puede dar, porque no fía a todas las condiciones climatéricas, sino que prepara el suelo con toda dedicación y esmero para que año tras año, las cosechas le aseguren un agradable pasar, premio muy legítimo a sus esfuerzos del año. Y a estos esfuerzos particulares, debe en primer término su grandeza la colonia Roca y ella puede servir de ejemplo a muchos chacareros que consideran no poder subsistir si no cultivan miles y miles de hectáreas.

En la lista de los esforzados trabajadores de la zona, toca ahora la reseña de don Antonio Traverso, cuya fotografía publicamos a la par de los suyos.

Don Antonio Traverso es un buen argentino que ha pasado toda su vida en Junín, pues llegó en los comienzos de su niñez. Tiene actualmente 43 años de edad y una residencia en Junín de 36 años.

Contrajo nupcias con doña Juana Picchi, también argentina. De este matrimonio hay tres hijas: Catalina, Delia y Nelson.

Posee en propiedad 17 hectáreas de campo quinta, pobladas con una casa de material muy atrayente. Vive a diez cuadras escasas del pueblo de Roca.

Es don Antonio Traverso un propulsor dedicado de todo lo que representa fomento y de ahí que sea un buen animador para el progreso del pueblo de Roca.

JOSE CROSETTI


El vecino cuyo nombre indica el epígrafe, es por su actuación en la zona donde reside, uno de los que sobresalen por su actividad. El señor José Crosetti, lleva ya un puñado de años en el partido, por lo que se le tiene como a un hijo de Junín.

Arribó a nuestro partido el lejano año de 1898, lo que indica dada su edad, que se crio en Roca.

Hombre de 44 años de edad, hace que sus proyectos sean una hermosa esperanza, que probablemente ha de ver realizadas en el amplio sentido de la palabra.

El señor Crosetti se casó en 1918 con Doña Carolina Picchi, de cuyo matrimonio existen tres vástagos: Onofre José, Nilda Juana y Silde Serena, cuya efigie publicamos conjuntamente con sus padres en la presente página.

En cuanto a sus actividades como hombre de campo posee una fracción de tierra compuesta por 17 cuadras que dedica a la agricultura. También tiene implementos agrícolas y una máquina trilladora cuya fotografía reproducimos. También posee una desgranadora de maíz.

Al terminar esta reseña, formulamos crecientes votos de prosperidad para este vecino cuya actividad y carácter es digno de los mejores auspicios.



ALEJANDRO POMES

Lector: ¿No te safisface contemplar en esta obra la serie numerosa de familias que saliendo del marco común de sus costumbres se presentan a la consideración pública como elementos de progreso?.

No confunde en esto una exhibición personal: considera que nuestra Ciudad festeja la fecha más elocuente de su historia; contempla que pasar por alto tan venturoso año, sería una ingratitud imperdonable. Los hijos de Junín no serían digno de serlo, si olvidasen esta sagrado obligación; igualmente aquellos vecinos que tienen su hogar en Junín y que tal vez nunca se ausentarán de él. Pero ellos saben que Junín son ellos mismos: reconocen que los pergaminos y leyendas son objetos de pasados tiempos; muchos creen que aparecer en el ALBUM es cometer un pecado de vanidad, pero no es así. Hemos tenido que luchar para convencerlos; son demasiado modestos y todo tiene su extremo. Sí: ellos son parte muy  preponderante de su adelanto, ¿porqué no han de aparecer en esta juiciosa obra que presenta a la faz de Junín todo lo que tiene y vale? Así es cómo hemos obtenido un conjunto numeroso de familias, que jalonaron la grandeza rural del partido.

Uno de los tantos es don Alejandro Pomés, hijo de Junín, de 41 años de edad, casado con doña Juana Eulalia Igoillo, argentina, de 32 años. Tienen tres hijos: Nélida, Ernesto y Onildo, Poseen 130 cuadras de campo que dedican a la agricultura y ganadería.

Tienen 230 animales vacunos y una respetable cantidad de yeguarizos para los trabajos del campo. La población es hermosa, como verá el lector en el grabado y se halla a dos leguas de la estación Roca.




Comentarios