Un apellido, dos ciudades

P
edro Nicolás Escribano (n. Buenos Aires, 14 de febrero de 1740 - † Buenos Aires, 25 de abril de 1799) fue un militar argentino. Es el fundador de la ciudad de Chascomús, Argentina (30 de mayo de 1779). Es padre del fundador de la ciudad de Junín, en la denominación Fuerte Federación, el Comandante Bernardino Escribano.

Biografía
Nació en Buenos Aires el 14 de febrero de 1740. Se inició en la carrera de las armas como cadete del Cuerpo de Dragones de Buenos Aires, participando del asalto a la Colonia del Sacramento en 1779, y más tarde se encontró en otras acciones de guerra contra los portugueses. Ascendido a capitán en 1777, se le designó Comandante del fuerte El Zanjón, situado a la altura de la actual ciudad de Coronel Brandsen, próxima al río Samborombón.
Dispuesto el traslado de los fuertes para el adelantamiento de la línea de fronteras, se le encomendó al frente de la Companía Blandengues ocupando el lugar denominado Camarones, sobre la margen derecha del río Salado.
Chascomús, tuvo su origen con el Fuerte San Juan Bautista, fundado por el Capitán de Blandengues Don Pedro Nicolás Escribano el 30 de mayo de 1779. Eligió como Patrona a la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora de la Merced, construyendo la primera capilla.
Este fuerte, antiguamente emplazado en el centro del casco histórico de nuestra ciudad, fue parte de una línea de avanzadas, cuyo objetivo era repeler los ataques indígenas, protegiendo así, a las poblaciones españolas que se encontraban enmarcadas por esta línea de fortines, también conocida como “la última frontera con el indio”. La construcción de este fuerte, el 30 de mayo de ese año, se considera la fundación de la ciudad de Chascomús, cabecera del actual partido.[2]
Luego de permanecer unos años al frente de su Companía en el fuerte Chascomús, solicitó su retiro por hallarse enfermo, el cual obtuvo en 1786. Falleció en Buenos Aires, el 25 de abril de 1799.
El Capitán Escribano fue padre del Coronel Bernardino Escribano, guerrero de la independencia.

Fuerte San Juan Bautista de Chascomús
En una Junta de Guerra que se realizo en 10 de setiembre de 1778, convocada por el Virrey Vertiz, luego de desaprobar un plan elevado por Cevallos de realizar un ataque a las tolderías indias, se dio acuerdo a la que fuera presentada por el Maestre de Campo Manuel Pinazo de reacomodar la línea de la frontera para así permitir un mejor uso de las tropas dedicadas a su defensa, y este propia el traslado del “Fuerte del Zanjon” a Camarones y el de “La Matanza” al Arroyo de las Flores, para lo cual se ordenó que era obligación de los vecinos concurrir con carretas, bueyes y todos los elementos que fueren necesarios para realizar este traslado ya que esto era un servicio al Rey. Con fecha 24 de febrero el comandante del fuerte Pedro Nicolás Escribano, se dirige al Virrey manifestándole que estaba opuesto al cambio ya que consideraba a “Los Camarones” como un lugar inadecuado al tratarse de una loma que en el invierno y épocas de lluvias quedaba aislada por dos lagunas salobres y los bañados que se formaban por la poca posibilidad de escurrimiento del agua. Además las caballadas no tendrían buenas pasturas debiendo ser trasladadas a distancia de la fortaleza lo que las ponía al alcance de los indios, los cuales podían atacar mas fácilmente la posición ya que esta se encontraba al sur del río Salado, y podía ser aislada con una crecida del río.
A su juicio el mejor lugar era “Las barrancas, situada a 16 leguas del actual emplazamiento al norte del Salado y contaba con buenas pasturas y leña en abundancia.
La expedición encabezada por el coronel Betbezé, de la que participaron Juan José Sardén, Noclas de la Quintana, y Pedro Nicolás Escribano, donde reconocieron toda la frontera, terminó en abril de 1779, allí se produjo un documento donde se aconsejaba la instalación de un fuerte el la zona de las Lagunas de Vitel, ya que esta contaba con excelentes aguadas y buenos pastos y abundante leña, y serviría para privar a los indios de un lugar que ellos usaban como descanso en sus frecuentes malones, lo que obligaría a estos a realizar grandes rodeos para evitar a esta fortificación en busca de nuevas aguadas alejándolos de las estancias de la zona sur en el pago de Magdalena, el lugar elegido fue la Laguna de Chascomús al sudeste de Vitel.

Forma
Recibida la aprobación del Virrey, partieron del Zanjon, el Sgto. My Sardén, el Capitán Escribano, el Ayudante Mayor de la Quintana, el Alférez Jorge Peralta, los sargentos Antonio de Olavarria y Andrés Martínez con los cabos y soldados de la compañía de Blandengues “ La Conquistadora” (antes “La Atrevida”), acompañados por milicianos, dragones, y 70 peones y carreteros llevando todo lo necesario para la instalación en carretas.
A fines de junio de 1779 comenzaron a llegar los primeros pobladores, y la fortificación nunca estuvo finalmente terminada, ya que la mala calidad de los materiales hacia necesaria su constante reparación además de sufrir el ataque casi permanente de los indios, por lo que su forma nunca estuvo definida.

Ubicación
A 400 mts. de la laguna de Chascomús, donde actualmente se encuentra la Plaza Independencia y el Palacio Municipal.









Comentarios


PERSONAJES Y PROTAGONISTAS