Breaking News

1989: Inversores italianos llegan a la Ciudad para comprar campos juninenses

 

La crónica de cuando llegaron a la Casa Cogorno en la primavera de ese año integrantes de " imperio cerealero radicado en Italia, una multinacional más que centenaria al mejor estilo y poder de lo que es Bunge y Born y operan en toda Europa y en los países árabes". Los visitantes: Mauro Borello (doctor en Economía y director de la empresa) y los asesores Angela Sabado y Alejandro Gafforio  de las empresas Cereal Produx S.R.L. y Cereal Export S.R.L


En 1989 hice mis primeras "armas" en el periodismo escrito en el desaparecido Semanario. Allì estuve en la parte final de dicha publicaciòn que dejò de salir en los primeros meses de 1990 y luego continue para la misma empresa en la tambièn desaparecida Radio Fortìn Federación, hasta 1993.

Una de mis primeras notas, entre octubre y nov
iembre de 1989, fue sobre un grupo de empresarios italianos que llegaron a nuestra ciudad y que fueron recibidos en la empresa Junarsa (en ese momento Casa Cogorno) -cerealera que cerró sus puertas en 2016- pero en 1988 estaba en pleno auge.

A continuación la nota que describe sobre el interés de esos empresarios italianos por los campos juninenses allá en los finales de la década de 1980:

"El viernes sobrevoló la ciudad un avión y de él bajó un grupo de personas italianas, detrás tres pilotos ataviados con su vestimenta de aviadores de línea. Los viajeros, uno de los cuales domina bastante bien el castellano, pero una mujer los acompañaba la que al presentarse dijo que era la intèrprete, se trasladaron hasta el centro de la ciudad, portafolios en mano y sobre todas las cosas, con una simpatía que nada hacía prever que se trataba de tres miembros de un imperio cerealero radicado en Italia, una multinacional más que centenaria al mejor estilo y poder de lo que es Bunge y Born y operan en toda Europa y en los países árabes.

-"Estamos dispuestos a comprar tierras" nos dijeron en momentos en que abríamos un diálogo merced a la gentileza de los señores Julio Nuñez y Romualdo Riva, integrantes de la firma acopiadora Casa Cogorno, y del consignatario Héctor Melcón.

El grupo permaneció en Junín por varias horas, incluso desde aquí se trasladó en automóvil recorriendo la región a través de unos doscientos kilómetros en observación de las praderas pampeanas de la que tenían una merecida opinión favorable. Dejaron trasuntar en la operación que venían con datos muy precisos.

-Claro que no fue casualidad que hayamos venido a Junín ni tampoco lo fue hablar con esta gente (los de Casa Cogorno).

En declaraciones a Radio Fortín Federación y Semanario, los integrantes del grupo económico se presentaron en sociedad por orden de jerarquía: Mauro Borello (doctor en Economía y director de la empresa) y los asesores Angela Sabado y Alejandro Gafforio.

Todos pertenecientes a la empresa Cereal Produx S.R.L. y Cereal Export S.R.L. Esta sociedad tiene su asiento en Roma y también en Torino, Italia, y produce desde 1884, cereales, pero por sobre todas las cosas comercia con ellos en Europa y los países árabes.

Digamos previamente a la transcripción del diálogo que mantuvimos con ellos, que este grupo económico además tiene completo todo el encadenamiento de la producción, incluido el transporte a través de subsidiarias que le permiten cubrir el espectro de comercialización, siendo una de las más fuertes de Italia en ese rubro.

- ¿Porqué han elegido la Argentina para invertir?

- Porque la Argentina es uno de los países que tiene terrenos más ricos y que todavía se puede desarrollar para conseguir un desarrollo similar al de Europa en el 800.

- ¿Cuál es la visión que tienen del país? - preguntamos a Angela Sabado.

- Sobre la política no puedo hablar porque no la conozco, pero desde el punto de vista de la organización agrícola me llama la atención y confunde un poco el hecho de que haya una zona muy bien organizada , limitando con otra como desorganizada totalmente, parecería que no hay intercambio de información entre dos zonas que están limitando una con otra y que incluso pertenecen a la misma provincia.

- ¿Ustedes piensan hacer una importante inversión y si es asì, confían?

- Si nos interesamos en esto es para ampliar el campo de acción. No nos interesa la especulación para nada. Si no hacemos negocio aquí lo podemos hacer en Estados Unidos o en cualquier otra parte.

Simplemente nos interesa este lugar porque se ve una explotación inteligente desde el punto de vista agrícola.

Una inversión inteligente a la que le interesa una renta inmediata es a la industria; la agricultura y la ganadería nunca esperan que la inversión rinda frutos inmediatamente.

Desde el punto de vista económico no tengo confianza en las inversiones en la Argentina, porque ninguna estructura comercial bancaria se da cuenta del verdadero momento de crisis que está viviendo el país. lo cual los hace sumamente débiles a la especulación. Pero sí confío desde el punto de vista agrícola-ganadero.

- ¿Porqué vinieron a Junín y porque precisamente a Casa Cogorno?.

- Cuando hice el primer viaje a la Argentina que fue en julio de este año recorrí la Argentina de norte a sur y de este a oeste, de Tucumán hasta Ushuaia. Desde el punto de vista turístico me gustaron otros lugares como Bariloche e Iguazú, pero en cuanto a mi comercio que son los cereales y a la estructura o a la explotación inteligente de los terrenos, fue aquí en Junín donde encontré lo que buscaba. Hasta el día de hoy los mejores terrenos que he visto son los de Cogorno".







No hay comentarios