Dos Concejos Deliberante y dos Intendentes. Centenario de la más grave crisis en la Municipalidad de Junín

 


 


Este 3 de enero de 2022 se cumple el centenario de la intervención del gobierno provincial a la Municipalidad de Junín y que puso fin al estado de confusión que se dio ante la increíble situación de tener dos Concejos Deliberantes que eligieron cada uno a su Intendente. 

Todo se inició en octubre de 1921 cuando el bloque radical del HCD denunció que el concejal conservador Héctor Peralta Thorp estaba incurso en inhabilidad por ser el apoderado legal de la empresa que prestaba los servicios de electricidad. En una sesión de finales de octubre de 1921, el presidente del HCD, el radical Francisco Costa, a través de un decreto, cesanteó a Peralta Thorp, hecho denunciado por los conservadores como ilegal. Queriendo autoconvocarse el HCD, los radicales presentaron la renuncia masiva, alegando, posteriormente, la falta de constitución del mismo por estar acéfalo y sin quórum.

A lo largo de los días se sucedieron escenas de tensión. Los radicales que manejaban las dependencias del cuerpo impidieron el ingreso de los conservadores y sus aliados socialistas, no sesionando el HCD. Por lo tanto, el 30 de octubre de 1921 constituyeron el HCD en el domicilio particular de Ramón Bravo, en R.E. de San Martín N° 82, bajo la presidencia del vice del cuerpo, el conservador Ramón Frene.

En la documentación que he accedido y que se encuentra en el Archivo Histórico Provincial surge la evidencia de los momentos vividos. Los telegramas que se iban cursando al Ministerio de Gobierno de la Provincia a cargo del Dr. Siri, son bastante gráficos. Frene remite telegrama el 29 de octubre donde expresa “…denunciando a la policía obedeciendo órdenes superiores del Intendente según manifiesta el comisario impide al suscripto y nueve concejales la entrada al recinto del Deliberante, obligándonos a seccionar (sic) presionados por la fuerza pública y de donde también se nos ha desalojado….”

 El 2 de noviembre el “HCD paralelo” autorizó a la presidencia para que se constituya en el edifico de la Municipalidad para que el secretario del cuerpo, Juan Matelat, entregue los libros y llaves. El 3 de noviembre se constituyeron en el Palacio Municipal, que estaba cerrado pese a ser las diez de la mañana y día hábil, el vicepresidente del cuerpo –en ejercicio de la Presidencia- con el concejal Martínez, el secretario provisorio del cuerpo Dionisio Ghirardo, un escribano y un cerrajero. Cuando estaban violentando la puerta para acceder, desde adentro le hicieron saber que estaban armados y que no insistieran con el propósito de entrar. Recurridos a la fuerza policial el comisario Vicente Buono le dijo que tenía órdenes del Intendente Dulbecco de oponerse a franquear la puerta del Palacio. 

Frene, ante ello, envía Telegrama al Ministro de Gobierno Siri y denuncia: “Casa Municipal ha sido cerrada por el Intendente habiendo manifestado al comisario que el honorable concejo que precido (sic)  va a violentar puerta de calle para entrar a sesionar en recinto oficial  me ha declarado que se impondría por la fuerza porque intendente así se lo ha ordenado, pido a VE que en el día disponga que la policía ampare al honorable consejo (sic)”

A las 10.25 el Intendente Dulbecco remite su versión de los hechos por Telegrama Urgente al Ministro de Gobierno, informando que “…acentuándose medidas violentas denunciadas siendo público que ex concejales deciden penetrar viva fuerza y violar dependencias… en vista a no contar con seguridades suficientes … pido A VE imparta medidas para que sea respetado el orden…”

A las 12:16, el Intendente Dulbecco remitió un nuevo Telegrama Urgente que decía “…llevarse a cabo un atentado contra la Municipalidad, forzando las puertas clausuradas en previsión de hechos vandálico. Son autores ex concejales encabezados por senador de Miguel. Adoptadas medidas de rigor sin poder contar desde primer momento con seguridades que amparasen los fueros del Jefe Comuna y contenerse audaz asalto. Reitero pedido de seguridades….”

Benito de Miguel, edil y senador, se dirigió a la comisaría para formular la denuncia respectiva; pero acusó haber sido injuriado por un escribiente y vejado por policías y particulares armados de carabinas y revólver. El “HCD paralelo” decidió enviar telegrama a la Provincia denunciando los hechos.

Por su lado Dulbecco informa en Telegrama Urgente de las 18.50 que: “… Denuncia a VE que en estos instantes hállanse reclutados comité conservador elementos venales quienes prepáranse para asaltar mano armada esta noche Casa Municipal. Existe amenaza de tomar todo trance intendencia consecuencia. Solicito garantías advirtiéndole haré repeler con armas agresión que se intenta si la policía no presenta concurso del caso”

  Con estos hechos se iniciaron acciones judiciales en los Tribunales del Departamento del Centro y reuniones de los líderes conservadores con el Ministro de Gobierno Siri. Una semana después de estos acontecimientos la campaña electoral se avivó con la visita de la fórmula radical a la gobernación Cantilo- Solanet. 

El 12 de noviembre de 1921 el Intendente Dulbecco aduciendo fuerza mayor prorrogó las elecciones que debían llevarse a cabo el 27 de noviembre y para “la regularización del régimen municipal subvertido en la rama deliberativa” convocó a elecciones para 18 concejales, y no los 9 que correspondía a la renovación parcial, haciendo saber de ello al Ministerio de Gobierno, a la SCBA, al Juzgado Federal y a la Junta Electoral. Por dicha causa de fuerza mayor convocó al pueblo de Junín a las urnas para el día 25 de diciembre de 1921.

El 27 de noviembre de 1921 los rebeldes conservadores y socialistas realizaron igualmente el acto comicial conforme a la ley electoral que estipulaba el último domingo de noviembre como día de comicios. Al no poder utilizar los edificios escolares para las elecciones, constituyeron las mesas electorales en casas de familia, llevando a cabo el escrutinio en el Teatro Italiano. El resultado fue el siguiente:

Conservadores: 1.175 (76%)

Socialistas: 364 (24%)

Blanco: 0

Total: 1.539

Los conservadores incorporarían al HCD a Eduardo Battilana, Oscar Oliver, Gerónimo Tuso, Santiago Meehan, José Pomposiello, Luis Pedemonte y Juan J. Tallone, en tanto los socialistas a Ramón Bravo y Ernesto Martínez. Reunido éstos con los concejales que no cesaban en el cargo, el 11 de diciembre de 1921, eligieron Intendente para el período 1922-1923 a Eduardo Battilana, novedad que informaron al día siguiente al Ministerio de Gobierno.

Por su parte el oficialismo radical llevó adelante sus propios comicios, conforme la prórroga dispuesta, el día 25 de diciembre, según este resultado:

UCR: 1.060 

Blanco: 10

 Total: 1.070

Dos elecciones y dos resultados. Prontamente el 27 de diciembre de 1921 se reunió en el HCD oficialista, en una exageración de formalidades, con la presencia del Juez de Paz, y los alcaldes de los cuarteles para diplomar a los18 concejales electos por la UCR. Es así que Antonio Marqués, José Pagella, Arturo Poblet Videla, Vicente Pérez, Antonio Mendizábal, Porfirio Rodríguez, Gerónimo Alzari, Ramón Nadalmay, Juan Garbarini, Juan Mangini, Bernardo Sanguinetti, Alberto Vaccarezza, Cirilo Brath, Enrique Brugnoni, Lorenzo Ricchini, Salvador Bertotti, Marcos Pera y Jesús Casanova fueron incorporados. Don Marcos Pera, colono italiano, siendo el concejal electo de mayor edad, con casi 70 años, presidió la sesión que eligió para el período 1922-1923 a Vicente Pérez como Intendente Municipal y a Porfirio Rodríguez como Presidente del HCD. Ninguno de ellos ejercería su mandato. 

Debido a lo insostenible de la situación, el gobierno provincial intervino la Municipalidad de Junín nombrando Comisionado al Sr. Alfredo T. Rotgher quien se hizo cargo el 3 de enero de 1922. En tanto el Dr. Battilana, accionaría judicialmente ante la usurpación del cargo y el conflicto de poderes, acción que no llegó a serle favorable. En junio de ese mismo año se designó nuevo Comisionado Municipal a Rufino Pérez, quien nombró Secretario del DE al ex concejal radical Narciso Campoamor. Luego de un año de gestión, Pérez fue reemplazado por Manuel S. Otaegui quien fue el encargado de llevar adelante finalmente la normalización del distrito para el período 1924-1925.

La campaña de 1923, para el período 1924-1925, contó con un hecho sangriento. El 6 de diciembre en momentos que Héctor Peralta Thorp pronunciaba su discurso –provocativo de acuerdo con las crónicas-  se oyeron unos estampidos que según la tradición oral venían desde la Intendencia Municipal. El saldo fue trágico: Tomas Cirica y Manuel Soto se hallaban herido de bala, Bufemio Galván fue muerto y Marcos Julia, gravemente herido, fallecería en abril de 1924.

Comentarios




 


 


 


 




VIAJE EN EL TIEMPO: CALLE 20 DE SEPTIEMBRE

Entradas populares de este blog

Falleció Avelino Fernández Vila, un ícono en la restauración de muebles antiguos y de estilo

Falleció el doctor Oscar Peretti, un baluarte de la democracia y fuerte impulsor de concreciones

1927: Junín en su Centenario


NOS HAN VISITADO: