Octubre de 1828: Rauch se enfrenta al Gobierno al dar a conocer la preocupante situación de la milicia y hasta pide un consejo de guerra

 


COPIA DEL TEXTO ORIGINAL DE LA CARTA REMITIDO POR RAUCH. Fue tras rechazar y derrotar a los indios que lanzaron un ataque masivo hasta la zona del Rincón del Carpincho. El Gobierno considera que no hay motivo. El Comandante del Federación propone ascensos. El segundo comandante Pedro Ramos expresa inquietud por la falta de dinero para el pago de sueldos de la tropa. Rauch hace saber al Gobierno que no encuentro "animales en condiciones de ser faenados" en las estancias que eran proveedoras. Se liberan a los 30 prisioneros brasileños que trabajaban en el Fuerte: 23 vuelven a su país y siete se quedan en este lugar.


El 26 de junio de 1828 , Rondeau solicita a Rauch un nuevo informe: esta vez sobre el destino que dará a las tijeras y latas pedidas al Juez de Paz San Pedro. La reacción de Rauch es inmediata: "General: Según mi anterior informe de 14 ppdo. consta que yo no he pedido nada al Juez de Paz de San Pedro con respecto a maderas, y si sólo le contesté que tijeras y latas eran lo que más falta hacían para la construcción del cual, en lo que deberán invertirse".

Con anterioridad, el citado Comandante, había elevado a la superioridad la lista de personas que a su juicio debían ser promovidas por necesidad del servicio: "Excelentísimo Sr. Hallándose vacantes en el Regimiento de mi mando los empleos de Teniente y Estandarte de Escuadrón, y conviniendo proveerles en (...)de conducta, valor y aplicación propongo a VS.. en derecho de las facultades que para la ordenanza me están concedidas:

Para Teniente 2° de la 2da. al alferez de la misma D. Francisco Moreno, que es desde el 3 de abril de 1827 y sirve a la Patria desde entonces.

Para Teniente 2° de la 1 del 3° al porta estandarte del primer escuadrón don José Villegas que lo es desde el 3 de abril de 1827 y sirve a la patria desde entonces.

Para porta estandarte del 3er. escuadrón al ciudadano don Antonio Linera.

Todos los propuestos son excelentes a los expresados empleos en virtud de las circunstancias recomendables que los adornan".

Cuatro días después, el Ministro responde: "Aprobados. Expídanse los despechos de conformidad a lo que expone el Insp. Gral. y remiítanselos".

El 3 de julio sería aprobado el temperamento de Rauch en el sentido de haber solicitado auxilio a Salto y a Arrecifes en la provisión de reses para el consumo: "El Gobierno ha dispuesto se satisfaga las reses prestadas de auxilio al Fuerte de la Federación por el Juez de Paz de Salto, quedando ya dictadas y comunicadas las providencias correspondientes para evitar que en los sucesivo se repita el pedir estos auxilios y para que el Teniente del punto se sujete a las contratas celebradas para el abasto. Es conveniente de que el Comisario de Guerra procederá a satisfacer 2.000 pesos a don Ramón Villanueva por razón de 100 reses que ha entregado don Martín Nogués y a 1.740 a don Plácido Guerrico por 87 reses dadas por don Claudio Ullúa, todas al precio de veinte pesos cada una y de conformidad con el aviso del Juez de Paz expresado que determina los sujetos que han de recibir en esta el importe del auxilio prestado".

El Comandante Pedro Ramos (foto de la derecha) que ejercía la jefatura provisoria del Fuerte en ausencia de Rauch, cuando por órdenes superiores este debía dirigirse al Salto o a la Capital, con fecha 23 de julio, eleva una nota reclamando por la falta de dinero en la Comisaría para el pago de los haberes del personal, disculpándose no haberlo hecho con anterioridad por sospechar que lo habría hecho el titular.

Con fecha 13 y 25 de agosto, se reciben en el Fuerte dos partidas de animales, compuestas de 130 y 160 novillos, respectivamente.

El 8 de septiembre, Rauch devuelve al Gobierno las órdenes remitidas por este para el retiro de novillos en el establecimiento de los proveedores por no haber hallado como en el caso anterior, animales en condiciones de ser faenados.

Y a pesar de la orden superior en el sentido de que "sólo debe atenerse a cumplir con las contratas de los proveedores", nuevamente solicita apoyo al Juez de Paz de Salto.

Rondeau, reiterando los conceptos de la resolución del 3 de julio, ordena se le conteste: "Dígase en respuesta, lo que expone el Comisario, proviniendo al Coronel Rauch se sujete a recibir la carne de los individuos contratantes sin andar pidiendo auxilio al Juez de Paz, bajo la inteligencia de que no será abonado en adelante ningún auxilio que pida por estar provisto superabundantemente".

La nota sobre el pedido de auxilio que remitiera Rauch, dice: ""Hasta ahora - se dirigía al Coronel Eduardo Bemberg- fue abastecido este Fuerte por don Javier de la Fuente, pero 26 del ppdo. el Comis. Gral. de Guerra me remitió dos cartas órdenes para reunir hacienda en la estancia de don Antonio Ramírez, y en lo de don Ramón Villanueva, dejando de dar reses el primer abastecedor, pero no encontrando ganado bueno, en las estancias mencionadas, tuvo que devolver las cartas órdenes al Cte. Gral. de G. avisándole del motivo y habiendo por esta causa quedando sin ganado este establecimiento, me ví en la precisión de pedir auxilio al Juez de Paz de Salto quien me lo remitió de lo que doy parte a VS.A. para que se digne determinar lo que crea conveniente".

LIBERACION DE PRISIONEROS BRASILEÑOS


El 12 de octubre, de acuerdo a una orden superior, se remite la nómina de los treinta prisioneros brasileños que trabajan en el Fuerte y que cumplidos en su destino, debían obtener la libertad.

VER MAS SOBRE LA GUERRA DEL BRASIL (1825-1828) HACIENDO CLIK ACA

De los citados prisioneros, 23 optaron por regresar a su país, y el resto quedarse en estas tierras.

RAUCH RECHAZA UN ATAQUE DE LOS INDIOS EN LA PRIMERA QUINCENA DE OCTUBRE

El malón, por VÍctor Hugo Arias

El 16 de octubre, Rauch eleva una enérgica nota, informando que una regular invasión de indios habían incursionando hasta la zona del Rincón del Carpincho.

Expresa que debió salir a combatirlos con una tropa que carecía de todos los elementos indispensables para un buen soldado. Los soldados "casi desnudos" y las caballadas "sin montura", no obstante tuvieron un resonante éxito de los invasores.

Los términos de la nota molestaron a las autoridades, quienes el día 18, en respuesta, alegaron que "conceptuaban exagerada la misma e infundados los términos" en que se expresaba sobre la condición de la tropa y la caballada.

El Gobierno se siente molesto, y Rauch, ofendido. Entonces eleva con fecha fecha 25 de octubre al Inspector General Armas coronel Vicente Dupuy (VER BIOGRAFIA DEL CORONEL DUPUY) la siguiente comunicación: "He recibido la nota de V.S. del 18 del presente relativa a manifestarme en contestación lo que ha desagradado a la Superioridad el contenido de mi oficio del 16. y teniéndose por infundadas las razones que expongo en aquella como el haber procedido con ligereza o distracción al verterlas, creo un deber mío tanto para satisfacción del Sup.Gobierno cuanto por mi honor, suplicar a V.S. se sirva determinar que en un consejo de guerra se juzgue mi proceder en el día 11 del presente, esclareciéndose si es cierto todo lo que he expuesto en mis comunicaciones. Dios guarde a V.S. muchos años. Fuerte de la Federación. Octubre de 1828. Fdco. Rauch".

El 31 del mismo mes, el Gobierno informaba al Inspector para que es dirigiera a Rauch: "Digan en respuesta que no hay un motivo para el juicio que pide".

Lo cierto, es que tal vez no era esa la respuesta que se pretendía remitir, ya que en el mismo legajo se encuentra una breve información que expresa: "La respuesta del Gobierno se había redactado de acuerdo al último informe remitido por Rauch sobre el estado de la tropa".

Nota de Rauch reclamando ser juzgado por un Consejo de Guerra ante la reclamación interpuesta después de la lucha contra los indios en el Rincón del Carpincho.

(Fuente: Junín, Fundación y Gobierno, de Jorge Guillermo Howden)

ADHIEREN AL CICLO HISTORIAS FUNDACIONALES HACIA LOS 194 AÑOS DE JUNIN

























   













Comentarios