Breaking News

Agustín Roca en el Centenario de Junín: Máximo Cahuapé, Bartolomé Parodi, Santiago Balbi y Miguel Balbi

 


Figuras que son recordadas en el Album del Centenario de Junín y que poblaron Agustín Roca (Ferrocarril Central Argentino) entre fines del siglo 19 y los primeros años del siglo 20.


MAXIMO CAHUAPE

Cuando el cronista en su misión de hallar notas para ilustrar el trabajo encomendado a sus órdenes encuentra personas que por su carácter jovial y altamente simpáticas son dignas de colocarlas en lugar destacado, siente una feliz remembranza por sus pasiones, que lo colocan en condiciones de hacer su misión dentro de la más auspiciosa sinceridad. Pues bien: una de esas personas que siguiendo la usanza criolla, llenos de la mejor buena fe, acojen en su casa de campo al forastero que acude en busca de sus quehaceres es el señor Máximo Cahuapé.

En nuestra visita a la estancia "La Verde", pudimos apreciar de cerca las dotes caballerescas de su propietario, cuyo prestigio como tal es bien conocido de las familias de Junín.

Respecto a su biografía, podemos manifestar que llegó al país en 1889, procedente de la hermosa nación francesa; cuenta con 54 años de edad. Llegó a Junín en 1892 y contrajo matrimonio el año 1900 con Doña María Dufau, argentina, de 52 años de edad. Tienen seis hijos cuyos nombres son los siguientes: Elisa, María Rosa, Pedro, Berta, Delia y Lydia.

Posee 295 hectáreas de buen campo que lo dedica a la ganadería, especialmente vacunos. Tiene tambos, cremería, un hermoso frutal y monte con árboles forestales; productos de granja y todo lo concerniente a un establecimiento moderno, donde prima la capacidad directiva de un hombre moderno.

La población es una hermosa casa, como podrá observar el lector, en la presente página

Al terminar esta reseña, retribuimos la gentil acogida dispensada a los cronistas de esta obra y formulamos votos de felicidad personal para la familia del señor Cauhapé.



BARTOLOME PARODI

Este caracterizado vecino vive en el cuartel octavo, dedicado a la agricultura. Llegó al país en el año 1864, lo cual hace que su patria de adopción tenga una influencia máxima en su carácter.

Hombre de una posición económica envidiable, ha criado a sus hijos con todos los medios dignos de un buen padre de familia.

Socialmente, el señor Parodi goza de un merecido prestigio. Es un entusiasta por todas las obras de fomento y cultura que propenden para el engrandecimiento cultural y edilicio de Roca contribuyendo con sus medios y con su entusiasmo para que todo lo que refleje un progreso colectivo tengan su más decidido y eficaz apoyo.

Hombres de esta naturaleza y de carácter franco y sencillo, son la mejor garantía para prestigio de la campaña de Junín.

Por esto, el Album del Centenario de Junín halla un justificado motivo para saludarlo públicamente y agradecerle en nombre de la opinión pública su noble como entusiasta proceder por el adelanto y cultura de nuestra ciudad y su partido.

Cultiva el señor Bartolomé Parodi una extensión de 138 cuadras de campo dedicadas en parte a la ganadería y a la agricultura.

Entre los modernos elementos agrícolas conque cuenta nuestro biografiado, figura una moderna máquina cosechadora de la marca "Deering".

Los representantes del Album del Centenario, que tuvieron ocasión de tratar al señor Bartolomé Parodi, le agradecen en estas líneas, la hidalga cortesía con que los recibió, siendo éste un motivo más para demostrar su carácter noble y servicial que ya anteriormente nos hemos complacido en poner de manifiesto.



SANTIAGO BALBI

La hermosa fotografía que reproducimos en el presente grabado manifiesta con la elocuencia de los hechos la importancia que tiene en nuestro partido la colectividad italiana.

La inmensa mayoría de nuestros colonos son oriundos de la bella nación italiana. Estos heraldos del progreso que nos manda este país, hallan pronto en nuestro ambiente un acomodo que les sirve para ganar su sustento y el de los suyos.

Y por ello, por ser gente extremadamente laboriosa, instalan su hogar en medio de nuestra inmensa llanura y pronto transforman parajes antes solitarios en verdaderos oasis, promisores de grandes beneficios. Y es así: forman su hogar o adquieren luego las tierras que regaron con el sudor de su frente, como medianeros o arrendatarios y a la vez educan a sus numerosos hijos, dentro de las prácticas cristianas, que los convierten en hombres útiles a si mismos, a la familia y a la patria, que ve en ellos la nueva raza potente y laboriosa, que constituye el mayor privilegio de nación civilizada y progresista como la primera nación del mundo entero.

El señor Santiago Balbi es uno de estos enviados que nos hace honor. Vecino culto, honesto y amante del progreso, contribuye con su entusiasmo por todo lo que es útil y de cultura.

El señor Balbi llegó al país en 1888 y a Junín en 1890,. Tiene 60 años de edad y contrajo matrimonio con doña Rosa Traverso, en 1897, de cuyo matrimonio hay diez hijos: cuatro varones y seis mujeres.

Posee de su propiedad cincuenta cuadras que las dedica a la siembra de cereales, obteniendo buenas cosechas. Su población es de material adornada con un buen monte frutal



MIGUEL BALBI

Este respetable vecino llegó a nuestro país el año 1865 y a Junín el año 1887, contrayendo matrimonio en 1895 con Doña Margarita Traverso, de nacionalidad argentina,  y de 54 años de edad.

De este matrimonio existen diez hijos, siete varones y tres mujeres. Los varones se dedican a las tareas agrícolas, las cuales aprendieron al lado de su señor padre que es un capacitado agricultor.

Posee don Miguel Balbi cincuenta cuadras de campo que dedica única y exclusivamente a la agricultura; además arrienda también 120 cuadras que trabaja conjuntamente con las de su propiedad.

Viven a 30 cuadras de la estación Roca, en una cómoda casa de material, de buen gusto.

La población está rodeada de un hermoso monto de frutales y forestales que le dan todavía, mejor aspecto.

En cuanto a útiles y herramientas tiene todo lo necesario para preparar un buen trabajo y obtener buenas cosechas.

Creemos un deber manifestar en el Album del Centenario de Junín, que vecinos de la antigüedad de don Miguel Balbi, que ha pasado casi toda su vida en el partido de Junín y en donde han nacido y sido educados sus hijos, merece una grata recordación por haber puesto él de su parte todo lo concerniente para ser un digno vecino que ha contribuido, aunque humildemente, para engrandecer la Ciudad que festeja con alegría el Centenario de su fundación.

En la fotografía que publicamos puede verse a los dichosos padres rodeado por su numerosa prole, que con su cariño endulza las horas de los esposo Balbi-Traverso, que hallan en sus hijos su descanso y su orgullo.




No hay comentarios