Breaking News

Escritores juninenses en la historia: Edmundo Gómez, el culto de la belleza a través de la música y la poesía

 


Nació en Chivilcoy pero se mudó a Junín. Falleció muy joven, a los 38 años -en 1934- y era empleado administrativo del Ferrocarril B.A.P.


Edmundo Gómez pertenece al grupo de nuestros mejores poetas juninenses. De una delicada sensibilidad fue un apasionado por la música y encontró la forma expresiva a través del verso.

La vocación musical pugnó por realizarse en su interior y fue tal su exuberancia que lo desbordó, "lo obligó" a hacerse músico por su cuenta pero músico sin música: "de oído" así definió él mismo su impulso creador.

Fue ejecutante de piano y de guitarra, brindando con este último instrumento una aplaudida audición y dejando una composición que fue arreglada para orquesta por don Domingo Soderini.

Nació en Chivilcoy el 10 de diciembre de 1895 y muriò en nuestra ciudad el 28 de julio de 1934. Llegó a nuestro medio siendo un niño de pocos años. Al fallecer, pertenecía al personal administrativo del entonces Ferrocarril Pacífico.

Contrajo enlace con doña Lía F. González y completó su hogar con dos hijos: Edmundo Adolfo y Marta Teresa.

"Yo no soy poeta, y nunca he pretendido pasar por ello. Soy exigente en arte y cuando comprendí que no sería un Becquer, Nervo, Darío, Heine, etc. me dije que nada tenía que hacer entre los poetas. Desde entonces muy de tarde en tarde florece mi rosal".

Así se expresó Edmundo Gómez refiriéndose a su propia obra. Sin embargo la realidad desmentía la afirmación. Era un auténtico poeta, un hombre dominado por el espíritu de la creación y de la palabra heca canto y forjadora de belleza.

Nada mejor que sus poemas para corrobarlo:

LA POESIA

Hay quien dice que muerte la poesìa

Imposible! Antes fuera

preciso que muriera

todo aquello que ve la luz del día:

que no diera el rosal nunca más rosas

ni brillara el color azul del cielo

ni hubiera mariposas,

y que dejara de salir el sol

y lucir en las flores el rocío,

y de alumbrar la pálida viajera

en las noches serenas del estío;

que ya no se encendiera el arrebol

de cada Venis vida en las mejillas

ni volviera a cantar el ruiseñor

haciendo maravillas

Cuando deje de haber ojos divinos

que miren con ternura,

y no exista la música, el amor,

la bondad, la belleza, la dulzura,

y se sueñe en la muerte y el dolor

y deje de volver la primavera

que es una fantasía,

recién podrá decirse por doquier

que ha muerto la poesía...


HISTORIA BREVE

Muy hermosa nació para ser pobre

De un origen sencillo como santo,

sus padres eran puros como Cristo,

sin vicios ni pecados.

Fue su casa una escuela de virtud:

Religión, honradez y santidad,

y aunque todo llevaba hacia el bien,

podía más el mal.

El lujo y los placeres la tentaron,

inútil fue el ejemplo de su hogar:

Margarita tenía su destino

Y huyó rodando al mal...


BENDITO SEAS

Bendito seas, oh! Sol, maravilloso,

principio elemental de toda vida,

que vas por el espacio, silencioso,

cual una inmensidad de luz perdida,

tú que pintas de azul el cielo hermoso

con la luz que derrochas a tu paso

o tiñes un celaje caprichoso

cuando mueres, rojizo, en el ocaso;

que das vida y colores a la flor,

y viertes con tu luz esa alegría,

que alienta al alma triste en su dolor.

No dejes de alumbrar un solo día, 

pues quiero ver azul con tu esplendor,

-Como el cielo- el color del alma mía...


Fuente. Revista Historia de Junín, Director: Roberto Carlos Dimarco, Año 1 Nro 10, Septiembre 1969)


No hay comentarios