Luis Oscar Venini, el intendente poeta del Justicialismo

El 1 de enero de 1991 fallecia Luis Oscar Venini quien asumió como intendente de Junín el 25 de mayo de 1973, cargo para el que fue elegido por voto popular el 11 de marzo de ese mismo año.
Venini se propuso ejecutar un programa administrativo ambicioso y sobre todo transparente. Su propia honestidad así como su profundo sentido de la esencia nacional, popular y cristiana del Justicialismo garantizaban un accionar de puertas abiertas, realmente participativo, a fin de dar respuestas exitosas a los reclamos y necesidades del conjunto de la población.
Sin duda que su plan más grande y cuidadosamente elaborado fue el proyecto de levantar un puente en el cruce ferroviario de calle Rivadavia, viejo sueño nunca antes concretado por otros intendentes.
Sin embargo, tampoco a él le resultó factible. El país había empezado a deslizarse por un interminable tobogán tras el fallecimiento del magnético líder y fundador del Movimiento Nacional Justicialista en julio  de 1974.
El doctor Venini se vió enfrentado a una serie de dificultades económicas y situaciones políticas partidarias y extrapartidarias que tuvieron un  indeseable efecto obstruccionista, fundamentalmente originadas en un antagonismo contradictorio e incomprensible, antes que en la intención manifiesta de bloquear el camino hacia la construcción,en busca de réditos nefastos.
Esa, al menos, fue una de las interpretaciones que se permitió revelar el mismo Venini luego de que lo obligaran a renunciar a mitad del trayecto al frente del Departamento Ejecutivo.
Con todo, en el corto período de dos años y algunos meses manejando la cosa pública cada vez más complicada pudo realizar varias obras que perduraron como vivo testimonio que tenía perfectamente asumido aquello de que "mejor que decir es hacer".
Oscar Venini exhibió paralelamente otra faceta sobresaliente de su personalidad y de sus sentimientos que fue la poesía siendo autor de numerosos trabajos literarios que le valieron el reconocimiento del sector intelectual. Venini incursionó en la literatura, especialmente el género de la poesía, confraternizando con Pedro Nand Gallardo, Luis B. Negreti y Moisés Díaz. Fue amigo de Horacio de la Cámara, con quien participó intensamente en llevar adelante la agrupación “Asterisco”. Es autor de numerosas publicaciones.


También incursionó en el deporte, pero la política siguió constituyendo para él la pasión más absorvente. Luis Oscar Venini desde joven se destacó como atleta, especialmente en carreras de velocidad. El 18 de noviembre de 1939 igualó el record sudamericano de 100 metros llanos, en Buenos Aires. Representando al Club San Lorenzo de Almagro, se consagró campeón argentino en 100 y 200 metros llanos, y fue subcampeón sudamericano en Montevideo.Fue socio fundador de la Agrupación Los Flamencos de la Laguna de Gómez, junto a Juan Carlos Pastorino, Rubén Dorio y Juan José Roggero, entre otros.
En lo profesional, luego de graduarse como abogado, inició su labor en la actividad privada dedicándose al derecho laboral. En 1959 fue uno de los primeros profesionales en incorporarse al recientemente creado Colegio de Abogados del Departamento Judicial Junín.
Pero la política siguió constituyendo para él la pasión más absorvente. Conoció y tuvo trato con el General Perón, con los gobernadores Mercante y Aloé, con Apold, Medina, Ramón Carrillo y otros encumbrados funcionarios y dirigentes peronistas de la primera hora. Llegó a ser concejal por el Movimiento Nacional Justicialista. El 25 de mayo de 1973 ganó las elecciones locales convirtiéndose en el 40º intendente de Junín. Ocupó el cargo hasta que renunció en 1975. Venini falleció el 1 de enero de 1991 en Junín. El 5 de julio de ese año, la ordenanza 2913 asignó el nombre “Intendente Dr. Luis Oscar Venini” a una calle del Barrio Evita. Corre paralela a Primera Junta, desde Tucumán hasta Avenida Libertad. El día que abrazó las banderas del Justicialismo lo hizo de corazón y hasta el final, absolutamente convencido de que la doctrina eran Perón y el peronismo. Y que aún sin Perón, pero manteniendo los grandes postulados marcados por el líder: las esperanzas, las posibilidades de establecer una Nación más equitativa y más justa para los argentinos, estarían siempre vigentes.













Comentarios


PERSONAJES Y PROTAGONISTAS