LA ACTUALIDAD DIA X DIA

A los cien años falleció Carmen Garay Larrañaga

 

Fue la fundadora del Instituto Superior del Profesorado Junín y del colegio Parroquial San Ignacio. 

Este viernes 29 de octubre se conoció la noticia del fallecimiento de Carmen Garay Larrañaga, fundadora del Instituto Superior del Profesorado Junín en la década de 1960 y generadora del Colegio Parroquia San Ignacio promediando la década de 1980, que funcionan en la sede de calle Arias 70.

En su sitio de facebook el Instituto Superior del Profesorado Junín (ISPJ) recordó a su fundadora con estas palabras:

"¡HASTA SIEMPRE! Con enorme tristeza despedimos a Carmen Garay, fundadora del ISPJ, institución que tanto amo y a la que le dedicó su vida. Como ella, su lema “Ascender siempre, permanecer nunca, retroceder jamás”, continuará presente en el corazón de todos los que formamos parte de esta casa de estudios. La “Señorita Carmen” fue la pionera de la Educación Superior en Junín y la zona. Gracias a su visión, capacidad de gestión y trabajo, en 1961 no sólo dio forma al Instituto Superior del Profesorado Junín, sino que tomó como propia la responsabilidad enorme de hacerlo crecer y perdurar a través de los años. Emprendedora, fuerte, contenedora, cálida y divertida: hoy, como ayer, seguiremos escuchando su dulce voz en nuestras aulas. Que en paz descanses, Carmen".


UN EMOCIONADO RECUERDO

Falleció a los cien años la profesora Carmen Garay Larrañaga, pionera de la educación superior en Junín, fundadora en la década de 1960 del Instituto Superior del Profesorado Junín y en 1982 del Colegio Parroquial "San Ignacio".

Trabajadora incansable y visionaria que dedicó su vida a la docencia. Fue prima y estrecha colaboradora del muy querido y recordado Padre Miguel Larrañaga, Párroco por muchos años de San Francisco de Asís

En el mes de febrero de este año Carmen Garay Larrañaga cumplió 100 años de vida y los profesores del Colegio e Instituto por ella fundado, Silvia Poggi y Miguel Angel Raad -también abogado- dedicaron una nota en su homenaje y en la misma destacaban "Señorita Carmen: 100 años de generosidad".

El texto de la nota de la profesora Silvia Poggi y del doctor Miguel Angel Raad destacaba sobre la figura de la docente y pedagoga juninense:

"La señorita Carmen cumplió 100 años el pasado jueves (27 de febrero). Llamarla así es un recuerdo significativo para todos los que estuvimos y estamos vinculados a la educación.

Su nombre se perfila como quien dirigió el Instituto Superior del Profesorado «Junín» desde su creación en la década del ‘60, con la amplia visión que la caracterizaría en los años venideros sobre la necesidad del crecimiento personal y social, tanto en los estudios terciarios referidos a los profesorados como años después en las carreras técnicas.

Profesores locales y otros llegados desde Capital Federal acompañaron su gestión en busca de una formación de excelencia.

Los años pasaban y la señorita Carmen continuaba ampliando su visión de futuro. El tronco del árbol central necesitaba crecer y así, a fines de la década del setenta, nació el Colegio Parroquial «San Ignacio de Loyola», nivel medio del profesorado.

Quienes trabajamos en el colegio conocimos de cerca su visión actualizada con proyección de futuro. Hoy diríamos que sostuvo una utopía que se hizo realidad.

Los profesores aprendimos cómo se debía trabajar desde una renovada tarea educativa:» aprender» no» enseñar», nuevos vínculos educando-educador, trabajo como sostén de la creatividad. innovación no repetición, sostenimiento de valores y disciplina en el trabajo, «pasantías» en bancos y empresas, nuevas técnicas educativas para una justa valoración integral del alumno y más, bastante más.

La señorita Carmen sorprendía siempre, Descubrimos una persona distinta de la que muchos conocíamos en años anteriores.

El tronco necesitaba amplitud de desarrollo aunque ella estuviera retirada de su tarea. Así nació la primaria “Nuestra Señora de Luján”. Seguramente en poco tiempo más, aparecerá una ramita nueva, el nivel inicial.

Cuando se siembra bien en tierra bien abonada, la cosecha siempre es buena.

Este es, someramente, el perfil profesional de quien el jueves cumplió 100 generosos años.¿Qué sueños tendrá ella hoy?

¿Qué pensamientos la distraerán? Sólo Dios los conoce. A Él siempre le dio su mano y su oración. Y pareciera que el Señor la aceptó para acompañarla como guía. Gracias por todo, Profesora Carmen Garay Larrañaga. Nuestro abrazo, señorita Carmen".



PIONERA DE LA EDUCACION SUPERIOR JUNINENSE

En su edición digital el diario La Verdad publicó el siguiente artículo homenaje:

El jueves 29 de octubre falleció Carmen Garay, pionera de la educación superior en Junín y fundadora del Instituto Superior del Profesorado Junín perteneciente a la Parroquia San Ignacio de Loyola.

Trabajadora incansable y visionaria que dedicó su vida a la docencia. Fue prima y estrecha colaboradora del muy querido y recordado Padre Miguel Larrañaga, Párroco por muchos años de San Francisco de Asís. Miembros del Instituto del Profesorado como de la Parroquia San Francisco quisieron recordar y homenajear a esta gran mujer.

Ligia Sáez de Arregui, representante legal del ISPJ dijo a La Verdad: “No resulta fácil escribir y expresar la tristeza que nos embarga por la partida de la «Señorita Carmen», como todos le decíamos; una mujer con una visión y capacidad de gestión y trabajo absolutamente indiscutible; una persona que vio la necesidad en Junín de brindar estudios de nivel terciario o superior cuando entonces nada existía. Y así se creó en 1961 el ISPJ (Instituto Superior del Profesorado Junín Parroquial de San Ignacio) que comenzó con profesorados que formaron a gente de Junín y la zona”.

Continuó con su relato diciendo: “Es más, tuvo la visión a partir del año ´89-´90 de comenzar a abrir tecnicaturas superiores viendo los tiempos modernos que se acercaban. Paralelamente a esto, tras ser el primer instituto superior terciario de Junín deciden en 1965 abrir el secundario como departamento de aplicación de las carreras de formación docente realizando conjuntamente esto con los Marianistas, compartiendo edificio hasta 1970, año en que los Marianistas abren su propio edificio, y el instituto continúa con su secundario San Ignacio de Loyola. Fue una mujer que se formó, estudió siempre, y su lema institucional era «ascender siempre, permanecer nunca, retroceder jamás»”.

Finalmente comparte que “en aquellos inicios, si bien era un instituto parroquial perteneciente a San Ignacio de Loyola, su capellán y sacerdote institucional era el Padre Miguel Larrañaga, Párroco de San Francisco de Asís. Carmencita por su parte era una persona sumamente emprendedora, visionaria, fuerte, contenedora, atenta a las necesidades del personal y de los alumnos. De convicciones muy fuertes, profundamente cristiana y católica, y a pesar de ello con una apertura de mente increíble para aquellos tiempos, un ser aparentemente serio, pero sumamente cálido, sensible y divertido también, que tomó como propia la responsabilidad enorme de hacer crecer y multiplicar la institución que tanto amó y a quien dedicó su vida”.

Siempre ayudando

Por su parte, Susana Breme de Rossi, secretaria parroquial en San Francisco hizo memoria del paso de Carmen por la Parroquia: “La señorita Carmen Garay pasó su vida prácticamente ayudando y colaborando con la Parroquia San Francisco de Asís. Ella era prima del Padre Miguel Larrañaga por lo que estuvo siempre al lado de él y de la Parroquia; siempre haciendo cosas por la Parroquia San Francisco”.

Nos dice que Carmen Garay “empezó a venir no sólo a la misa, sino que con las señoras Martínez y Moyano comenzaron con un roperito para ayudar a la gente con ropa y mercadería. Venían dos veces por semana a la Parroquia a ordenar la ropa que se donaba y así fueron dando origen a Cáritas. Su devoción al Sagrado Corazón de Jesús la llevó a que difundiera entre las personas de la comunidad esa devoción. Ella encargaba detentes del Sagrado Corazón y los repartía entre la gente. Fue muy solidaria con todos, a quien podía ayudar ayudaba.” Y agrega que “los primeros viernes de mes preparaba con la Señora Norma Maliandi la misa del Sagrado Corazón y la Adoración. Fueron muchas las personas que adhirieron a la devoción al Sagrado Corazón por ese apostolado de Carmen. Fue como una hermana para el Padre Miguel Larrañaga. Hizo mucho por la Parroquia San Francisco. Siempre me queda el recuerdo de su solidaridad, era muy solidaria con la gente. Era una persona que le gustaba proyectar siempre para adelante”.

Mi profesora

También Norma Maliandi, colaboradora de la Parroquia San Francisco, expresó su testimonio y dijo “conocí a Carmen cuando yo iba al Colegio Secundario de Santa Unión. Fue mi profesora. Tuve una relación más cercana cuando trabajamos juntas en la Parroquia San Francisco, especialmente en la devoción al Sagrado Corazón. Siempre estuvo atenta a cualquier necesidad de la Parroquia, incluso llevaba adelante el ropero hasta que se creó luego Cáritas. Fue prima de nuestro querido Padre Miguel Larrañaga, tenían una relación fraterna con él. Personalmente la recuerdo como fiel compañera de la vida, de la cual aprendí el respeto a los hermanos, la dedicación al trabajo y el amor a Jesús. Después de jubilada, Carmen dedicó mucho tiempo a la Parroquia especialmente en el apostolado de la Oración al Sagrado Corazón de Jesús, con entrega de escapularios y visita de la imagen a las familias del barrio, de esa manera se difundió mucho la devoción”.

Tanto los Padres Víctor Roncati y Emiliano Aguirre junto a la Comunidad Parroquial de San Ignacio, del ISPJ y del Colegio San Ignacio, como el Padre Oscar Mentimurro y toda la comunidad de San Francisco de Asís elevan una oración por el alma de Carmen y la encomiendan a Dios.



Comentarios