Universidad en Junín: La génesis de un largo anhelo de la comunidad plasmada en la gestión del intendente Abel Miguel

 


"Una Universidad en el territorio marca una diferencia de calidad que pueden tener pocos sitios en la Argentina, más aún si tenemos en cuenta que muchas de ellas están ubicadas en capitales de provincia" (Abel Miguel). Cómo fueron los pasos previos y el camino legislativo para dar creación a la UNNOBA. El rol de José María Banfi -quien era coordinador del Centro Universitario Regional Junín- en el proceso.


En la foto que acompaña la portada de la nota, acto de inauguración de la UNNOBA: De derecha a izquierda, el entonces intendente de Pergamino Dr. Héctor Gutiérrez, el rector de la Universidad Nacional de La Plata, José Luis Lima; el secretario de Política Universitaria, Dr. Juan Carlos Pugliese; intendente de Junín ingeniero Abel Paulino Miguel; coordinador académico, profesor José María Banfi; ex miembro de la comisión pro Universidad ingeniero José Calcagni.


El 5 de diciembre de 2003 fue inaugurada la Universidad Nacional del Noroeste. Su creación fue ratificada por ley del Congreso Nacional Nro. 25.814/03 y promulgada por el Poder Ejecutivo Nacional con fecha 5 de diciembre de 2003. Estas tres líneas son el resumen de más de treinta de postergaciones y anhelos prolongados, esfuerzos de la comunidad juninense que comenzaron a ver su fruto una década antes en el Centro Universitario Regional Junín hasta consolidarse definitivamente en la UNNOBA.

La voluntad política del intendente Abel Miguel quien gobernó Junín en el período 1983-2003 fue el germen necesario junto al acompañamiento institucional y comunitario que posibilitó que Junín contara con una casa de altos estudios.

El mismo ingeniero Abel Paulino Miguel contó en su libro "20 años de gestión por Junín" un testimonio de vida cómo fue esa génesis que se coronó ese 5 de diciembre de 2003 y lo hace en el capítulo titulado "la creación de la UNNOBA: un caso paradigmático" (Págs. 144 a 155) en donde el ex intendente juninense traza lo que se transcribe a continuación:

"La existencia de una Universidad es sin lugar a dudas un  salto cualitativo para toda una región y una herramienta fundamental para el impulso del desarrollo de sus potencialidades.

Una Universidad en el territorio marca una diferencia de calidad que pueden tener pocos sitios en la Argentina, más aún si tenemos en cuenta que muchas de ellas están ubicadas en capitales de provincia.

Desde la visión del desarrollo local, la posibilidad de formar recursos humanos de alta calidad, fue desde el principio una de las metas que se propuso mi gestión en Junín, entendiendo que los esfuerzos destinados a tal objetivo redundarían en beneficio no solo a la localidad, sino a toda una región al dotarla de ventajas competitivas determinantes, en un mundo globalizado cada vez más complejo.

Por esta razón, desde los inicios mismos de mi gestión municipal, se hicieron todos los esfuerzos necesarios para que, cursar estudios superiores en Junín y la región de influencia fuera una realidad.

No fue cosa fácil, hubo que gestionar ante distintos organismos y dependencias nacionales y eso significó realizar innumerables viajes y mantener incontables reuniones, que se fueron coronando de éxito, creo que, gracias a nuestra firme convicción  de que la importancia de la empresa justificaba cualquier esfuerzo. Tomamos un camino diferente al de la creación de universidades nacionales recientes y también al que se había frustrado allá por 1973.

Las palabras del doctor Angel Plastino, ex presidente de la Universidad Nacional de La Plata en una de sus visitas a Junín nombran exactamente el espíritu con que llevamos adelante la creación de la UNNOBA: "Lo más difícil de crear no es la Universidad, sino el espíritu universitario, ese que se respira cuando la universidad está consolidada, cuando cumple acabadamente con las misiones que le encomienda la sociedad".

A partir de la década de 1990 se crearon Universidades en lugares donde no existía ningún antecedente académico relacionado con ese nivel educativo.

En muchos casos, esa forma de creación de nuevas casas de estudios superiores respondía más a necesidades políticas de coyuntura que a criterios basados en estudios de factibilidades, que determinaron técnicamente la conveniencia de su creación en un determinado lugar.

La UNNOBA surgió de "abajo hacia arriba" y no a la inversa como ha sucedido en la Argentina desde mucho tiempo atrás.

Esta iniciativa significó también un reconocimiento y una reivindicación a las aspiraciones y esfuerzos realizados por la comunidad y sus instituciones durante la frustrada creación de la Universidad en la década de 1970.

Su creación tuvo, como decíamos, un largo y diferente camino al tradicional.

Como hemos reseñado, el pilar fundacional de la UNNOBA fue el Centro Universitario Regional Junín una apuesta estratégica de invertir en conocimiento, impulsada a fines de la década de 1980, fundamentalmente por el municipio de Junín acompañado por instituciones de la sociedad civil local.

El camino fue largo y complejo, pero llegó a buen puerto porque no cejamos en nuestra convicción y tenacidad.

La trascendencia del logro amerita una breve síntesis de las gestiones realizadas.

El proyecto de ley de creación de la UNNOBA llega al Congreso Nacional

Con la creación del CURJ (Centro Universitario Regional Junín) en el cual confluían voluntades de las tres universidades nacionales mencionadas (Universidad Nacional de La Plata, Universidad Nacional de Buenos Aires y Universidad Nacional de Rosario) y el municipio de Junín se emprendió el camino de construcción de la nueva universidad.

El buen cumplimiento del CURJ basado en la solidez  y responsabilidad de la propuesta, generó un crecimiento y expansión propios.

Este hecho logró la rápida aceptación y compromiso por parte de la sociedad local y regional.

Con este valioso antecedente, luego de más de una década de funcionamiento, y habiendo alcanzado el techo de sus posibilidades  de desarrollo logrando una masa crítica docente  y más de tres mil quinientos alumnos regulares , un importante número de graduados y el apoyo y participación  de las instituciones intermedias y empresas de Junín y la región, iniciamos la etapa de creación  de la Universidad.

Con esta finalidad, se presentó  ante la Cámara de Diputados de la Nación -en septiembre de 2001-  el proyecto de ley para la creación de la Universidad Nacional de Junín.

En los primeros meses de 2002 se hizo la presentación  en la comisión de Educación de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación de los antecedentes históricos, la evolución del CURJ y la documentación pertinente que respaldaba la presentación del proyecto de ley mencionado.

En cumplimiento del artículo 48 de la Ley de Educación Superior Nro. 24.521, la Comisión de Educación de la Legislatura, giró la documentación al CIN (Consejo Interuniversitario Nacional) para el análisis de la factibilidad de la nueva Universidad.

Paralelamente, en abril de 2002, desde el CURJ, se efectuó la presentación correspondiente ante el Comité Ejecutivo en la Ciudad de Buenos Aires. En ambos casos el profesor José María Banfi representó al CURJ en su carácter de coordinador del mismo.

Simultáneamente a través del senador Raúl E. Baglini, se presentó el proyecto en el Honorable Senado de la Nación.

El dictamen favorable de las comisiones de Educación y Presupuesto y Hacienda del Senado nacional, permitió la media sanción en agosto de 2002 para la creación de la Universidad Nacional de Junín. Restaba aún el dictamen del CIN acerca de la factibilidad para su creación definitiva, cuestión que fue resuelta de manera favorable en el acuerdo plenario Nro. 448/02 de fecha 13 de diciembre de 2002 y enviada al Congreso Nacional para su tratamiento.

Sin embargo, la burocracia impidió la sanción de la ley en el año 2002. La documentación, con el visto bueno a la factibilidad de creación de la nueva Universidad por parte del CIN fue enviada al Congreso Nacional en diciembre de 2002, como ya he mencionado. En esa fecha había finalizado el período ordinario de sesiones legislativas, motivo por el cual no fue posible su tratamiento y conversión en ley, imposibilitándose así su incorporación en el presupuesto nacional de 2003.

Dada la difícil situación económica por la que atravesaba el CURJ, el Poder Ejecutivo Nacional mediante gestiones realizadas ante la Presidencia de la Nación, decidió por decreto de necesidad y urgencia Nro. 2617/02 la creación de la Universidad Nacional del Noroeste de la provincia de Buenos Aires, volviendo a una denominación que destaca la inserción regional de la institución con sede en la ciudad de Junín.

De esta manera se asignaron los fondos nacionales para su funcionamiento, sorteando el cuello de botella económico en la estaba inmerso el Centro Universitario Regional Junín (CURJ).

La decisión de creación tomada por el Poder Ejecutivo Nacional permitió la inclusión del incipiente Centro Universitario Regional de Pergamino que había iniciado sus actividades algunos años después del CURJ.

La UNNOBA se inauguró el 5 de diciembre de 2003. Su creación fue ratificada por ley del Congreso Nacional Nro. 25.814/03  y promulgada por el Poder Ejecutivo Nacional con fecha 5 de diciembre de 2003.

(Fuente: 20 años de Gestión por Junín, un testimonio de vida, por Abel Paulino Miguel, intendente juninense 1983-2003).


Comentarios